VIOLENCIA ENTRE PAREJAS GAYS


1AAA

 

Desgraciadamente la violencia entre parejas también se da con mucha frecuencia entre los gais, aparentemente no hay muchas denuncias al respecto,  esto es totalmente lógico, la mayoría no quieren ser descubiertos,  mucho menos que se sepa que han sido maltratados por su pareja, gracias a esto cada vez más hay más agresiones en estas parejas, más este fenómeno tiene su origen en ese deseo constante de “Sexo duro”; basta ver en las redes sociales a jóvenes y no tanto, solicitar constantemente machos que les “Rompan el culo” deseo imperioso de sentir la agresión masculina en el acto sexual, la cual muchas veces sale de la intimidad a la vida cotidiana, la agresión no es un particular de los activos, los pasivos también suelen serlo, sorprendiendo al activo, de sumisos a agresores, situación social que cada vez es más frecuente, por lo que me permito contarles una historia al respecto, es real se cambiaron los nombres, como dicen en la televisión para no perjudicar a los inocentes, estos si los hay, ustedes decidirán:

La historia comienza en un pueblo de Jalisco, donde Renato de origen sencillo descubre a sus 12 años que le gustan los hombres, en su pensamiento siempre se ve penetrando ricos culos de muchachos dispuestos a disfrutar su pene, el cual no está tan de mal ver, sobre todo considerando su corta edad, siempre que Renato recurría a la masturbación; se imaginaba a un chico empinado ofreciéndole su culo ardiente, casi podía sentir el calor de su ano cuando el abundante semen salía de su pene, como iba creciendo Renato se obsesionaba más por penetrar los culos calientes de los pasivos, la oportunidad se le dio con algunos chicos mayores que él que disfrutaban la verdad de Renato dentro de ellos, solicitándole les diera fuertes nalgadas para sentir que tenían un verdadero macho, Renato empezó aficionarse al sexo duro, provocando siempre en los pasivos ese placer extra acompañado del gusto de un fuerte jalón de cabellos, nalgadas, desde luego también palabras fuertes que marcaran quien era el que poseía, todo siempre terminaba en el placer de un sexo momentáneo, sin mayores expectativas, a los 14 años conoció a joven que le doblaba la edad, tenía 28 años, su historia comenzó precisamente en el clásico ligue, Renato se había acostumbrado a tratar con malas palabras y duramente a sus conquistas, esto le hacía ser bastante apreciado por ellos, Lucas no fue la excepción, vio en aquel chico de 14 años un gran prospecto para él, era joven y podía amoldarlo a sus gustos y deseos.  Durante 3 años se cultivó la relación, cuando Renato cumplió 17 años, Lucas consideró que era el momento de llevarlo a la ciudad a vivir con él, Renato se entusiasmó bastante, para él tener una pareja sobre todo de la edad de Lucas le parecía sumamente interesante, por lo que sin pensarlo demasiado dejo su casa y se fue a vivir al lado de Lucas.

Al principio todo parecía normal, mucho sexo, placer, deseo pero no había lo esencial en una pareja amor, Renato se sentía a gusto con Lucas hasta que surgió la primera agresión, primero de palabras luego de golpes por falta de Lucas, para Renato fue un verdadero descontrol no se imaginaba como era posible que se le agrediera en tal forma, de golpes con la mano paso a golpes con el cinto y con la hebilla dejando marcado a Renato varias veces, el joven se sentía totalmente impotente ante esa situación, no podía regresar a su casa, tampoco demandar, todo mundo se enteraría que era gay, además dentro de su agresión sexual él era un chico totalmente pacífico, realmente sólo interpretaba el papel que se le solicitaba, más de cuatro años pasaron de gol,pes y malotratos hasta que decidió dejarlo, pero cuando esto sucedió Lucas le iba a dejar su último recuerdo una cuchillada en el brazo, está vez Renato si demandó, pero las autoridades no hicieron nada, argumentando que no había sido una herida demasiado grave, así que Lucas siguió presionando a Renato, no obstante que él deseaba hacer su vida lejos, había vuelto con su familia y estos le habían entendido, pero Lucas sabiendo de la impunidad que gozaba, siguió hostigando, provocando que Renato no pudiera rehacer su vida, consiguió un buen trabajo trató de ser diferente, pero Lucas sigue hostigando, de verdad deseo de todo corazón que Renato logré deshacerse de Lucas y tome un derrotero diferente.

El final de la historia no lo sé aun, pero cuando me la contaron me dijeron que había mucha más agresión entre parejas homosexuales de lo que yo imaginaba, efectivamente hice una breve investigación, son demasiados los que sufren de este tipo de sucesos, lo malo es que si en el caso de los heterosexuales hay poco apoyo, con los homosexuales es totalmente nulo, lo único que queda es tener mucho cuidado,  no relacionarse con gente agresiva, ya que no sabemos hasta donde pueden llegar, igual a Renato pudo haberle acertado en el corazón y la policía hubiera tomado cartas en el asunto, no lo sabremos, así que es mejor cuidarse, las relaciones agresivas sólo llevan a eso a la agresión, no se relacionen con gente agresiva, puede ser muy excitante, pero a la vez es sumamente peligroso.

Etiquetado:

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: