DISCRIMINACION


1AAA

 

Cuando hablamos de discriminación normalmente recurre a nuestra mente una raza en especial esta es la gente que le llamamos de color, los cuales durante siglos han sufrido de este fenómeno social, por el simple hecho de ser de rasgos y color diferente a la que no sé porque demonios se le ha considerado la raza predominante, me refiero a los blancos, los cuales desde tiempo inmemoriales se han sentido la perfección del ser humano. Desgraciadamente esta raza no pude esconderse o disimular los motivos de discriminación, deben afrontarla con valentía,  no hay donde esconderse de la intransigencia de ciertos grupos que pretenden minimizar y humillar en todos los sentidos, podemos decir que en la actualidad esa discriminación ha disminuido, no obstante la sociedad sigue mirando como inferiores a la gente de raza negra, aunque ocupen la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, puestos de cardenales en la iglesia católica, la cual presagia que cuando se tenga un Papa negro será un indicio de que el mundo se va acabar.

Más desgraciadamente no es tan sólo esta raza la que sufre discriminación, también lo son la etnias de nuestro país, que en lugar de admirar sus tradiciones y cultura, nos hemos esforzado en ponerlos en lugares reducidos, como si se les hiciera un favor de dejarlos sobrevivir en lo que fue por derecho su tierra, se les ha relegado a ser simplemente un atractivo turístico o bien  a realizar los trabajos que los blancos no quieren hacer, por encontrarlos humillantes, al igual que los negros ellos tampoco pueden ocultar el motivo de su discriminación, la cual afrontan con valentía, logrando paulatinamente recuperar sus derechos como seres humanos.

El ser humano parece que nació para discriminar, no podemos vivir en armonía, en lugar de respetar las costumbres de cada pueblo las criticamos y por supuesto discriminamos, tal parece que nos molesta que los demás no sean como nosotros, confundiendo la auto estima con una soberbia absoluta, que obliga al más fuerte a someter al débil, el sometido vive incómodo y siempre listo a revelarse, cuando esto pasa explotan las guerras, las cuales siempre son para lograr más poder, no nos importa la inteligencia lo que deseamos es poder, someter, humillar, sorprendiéndonos después por las reacciones de los discriminados, la agresión de los negros, el descuido de los latinos y su forma de demostrar que ellos también son importantes, nadie desea estar en segundo término a toda costa buscamos la forma de sobresalir, ya sea positiva o negativa, no hay comprensión para nada, no se recuerda la historia, simplemente juzgamos sin conocer los motivos que llevan a determinado grupo a reaccionar de la forma que lo hacen, esa lucha continuara por siempre mientras el ser humano no aprenda a vivir en armonía con los demás, respetando razas, preferencias o credos, nadie está dispuesto a dar el primer paso, todos queremos ser el dominante, entre más poder tenemos más abusamos de él, no es muy sencillo decir que los demás están mal, más no hacen os nada para que nosotros estemos bien, muchas veces nos sentimos los grandes activista de la no discriminación, pero en la primera oportunidad discriminamos al trabajador, al moreno, al feo, al gordo, al tonto, todo esto porque somos jueces natos, es decir parece que la consigna es juzgar, sin importar si tenemos o no la razón, juzgar es lo importante sin analizar las razones del comportamiento de los demás, como si en verdad nosotros estuviéramos totalmente libres de culpa, hablamos de delincuencia y nos la pasamos cometiéndola, tirando basura en las calles, no respetando las leyes de tránsito, eludiendo impuestos, no respetando los lugares especiales en el transporte público, todo eso son trasgresiones a la ley, pero estamos tan acostumbrados hacerlas que no captamos lo delincuentes que somos, sentimos que no somos asesinos y nos importa muy poco matar la reputación de nuestros semejantes con nuestros comentarios, de los que muchas veces no estamos seguros de que sean verdad, pero a fin de que nos crean llegamos al extremo de decir que fuimos testigos  de lo que hablamos, así que si no queremos más discriminación por favor empecemos a dejar de discriminar nosotros, aprendamos a respetar a los demás, seamos legales, dejemos de delinquir, sólo así empezaremos hacer un mundo mejor para las nueva generaciones, no hay disculpas, mientras las inventemos no podremos lograr dejar de discriminar y respetar la forma de ser de los demás, les invito a integrar el gran círculo de la no discriminación, pero en serio, sin límites, que realmente trabajemos para no discriminar a nadie y respetar a todos, esto es simple ya alguien lo dijo hace más de dos mil años, “Amaos los unos a los otros” si hacemos esto lo demás es muy sencillo.

Gracias por seguir leyéndome espero y juntos lo hagamos mejor.

Etiquetado:

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: