DON REMIGIO


4

 

Don Remigio todo un personaje en la casa paterna, desde que yo tenía 12 años él fue contratado como jardinero y aún se encuentra en su mismo puesto, ayer precisamente tomando una deliciosa taza de café en el jardín le estaba observando, la devoción que le ponía a su trabajo me tenía sorprendido, en mi pensamiento surgió un dejo de admiración por aquel anciano que sabía ponerle tanto amor a lo que hacía, una rutina de 20 años, que tal vez para muchos pasara desapercibida, pero hace que el jardín de la casa se vea siempre en primavera, es realmente algo fuera de serie, mi mente comenzó a divagar tiempo atrás cuando el señor llegó, para aquel entonces ya era un hombre mayor, siempre le veía encorvado o de rodillas como platicando con las plantas, dándoles todo su cariño, el resultado pronto se vio el jardín empezó a lucir como un verdadero vergel, no pude evitarlo y me levanté de mi asiento y fui hacía él -Hola Don Remigio, usted siempre tan dedicado a lo suyo- el anciano sin dejar su trabajo me contestó -Joven es una dicha verlo ya hecho un hombre, viera cómo hizo falta- sus palabras me hicieron sentir muy bien, ese hombre sabía decir lo indicado -Pues aquí me tiene Don, nuevamente en el calor del hogar- Él continuaba con su labor -La verdad hay cosas que no entiendo, pero lo que si se, es que sus padres se ven felices con su presencia, también con la de ese ángel que ha llegado con usted- que se refiriera a Kelvin de esa forma si me sorprendió aún más -Gracias Don Remigio, lo ha usted descrito muy bien- El hombre me miró a los ojos por primera vez -Como le digo joven soy ignorante pero puedo apreciar cuando algo es realmente bueno, ustedes lo son, se siente se ve en su trato, ese niño tiene un gran corazón- me sentí alagado pero a la vez extrañado -¿Ha hablado con usted?- Remigio sonrió, regresando a su trabajo. -así es joven el vino a platicar conmigo sobre mis plantas y mi trabajo, cada palabra suya estaba llena de amor, se sentía que ama la vida, es un Ángel ya le he dicho- Un nudo se me hizo en la garganta, que un hombre tan sencillo entendiera la grandeza de alma de Kelvin me conmovió, solo pude decir -Gracias Don por darnos tanta belleza- me retire y deje al buen Remigio en su trabajo

Anuncios

Un pensamiento en “DON REMIGIO

  1. José Canelón diciembre 28, 2012 en 8:17 pm Reply

    Cuando Don Remigio dice ser ignorante cabe decir: todos somos ignorantes sólo que no todos ignoramos las mismas cosas. Sólo que Don Remigio está lleno de amor puro por eso ese jardín cada año se va poniendo más hermoso. Hay ponerle mucho amor a las actividades que uno hace a diario y uno ve la vida más bonita y desde otras perspectivas. Bendito sea Don Remigio que con tanto amor cuida la naturaleza y a pesar de su ignorancia según dijo él puede ver más allá.

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: