PROMISCUIDAD ALTO RIESGO DEL VIH


desert3

 

Miguel era el clásico joven de 19 años gay que no se animaba hablar con sus padres sobre sus preferencias, en la escuela se había hecho de unos amigos con su mismo tipo de gustos y juntos iniciaron su descubrimiento sobre el sexo, seguido hablaban sobre lo increíble que sería ser penetrados por verdaderos machos que les hicieran sentir gran placer por el ano, uno de ellos ya había tenido experiencias de ese tipo, les contaba exagerando el placer que significaba ser poseído por un macho salvaje que les hiciera sentir gran placer anal, todos lo escuchaban verdaderamente emocionados,  al llegar a sus casas alucinaban que estaban con un macho como el que les refería su amigo, masturbando su ano y su pene hasta alcanzar el orgasmo.

Miguel por consejo de sus amigos abrió una cuenta en tweet, usando un alias provocativo que hiciera alusión directa a sus preferencias; “Pasivo Insaciable” lo acompaño de un avatar de su trasero, y sus tweets siempre eran haciendo referencia a su necesidad de ser penetrado por un verdadero macho que le hiciera ladrar de placer, después de varios intentos por conocer a alguien apareció quien para él era el idóneo, quedaron de verse en un café de la zona rosa, Miguel para esta primera cita se vistió con unos ajustados pantalones blancos a la cadera que dejaban ver sus bien formados glúteos, una playera de licra para lucir sus muy leve musculatura, definitivamente era un ejemplo vivo de un pasivo deseoso de una aventura, llegó a la cita y tuvo que esperar un rato bastante largo, cuando por fin apareció el galán, un muchacho de 25 años, tatuado, con percing en la ceja y el labio inferior, jeans rotos, y una chamarra de mezclilla bastante usada, su pelo con el suficiente gel para levantarlos como si fuera un penacho, Miguel lo identifico y se sintió realmente excitado ante la presencia de aquel espécimen, se tomaron un café el cual pagó Miguel y luego se fueron a un vapor gay para desahogar su instinto.

Cada uno tomo un privado y juntos entraron al vapor, su acompañante le pidió que chupara su polla delante de todos los que se encontraban dentro del cuarto de humo, Miguel excitado obedeció a su macho el cual tenía una verga digna de ser disfrutada, no tardó mucho en que se juntaran varios a su al derredor y el tipo levanto las nalgas de Miguel para que fuera penetrado por los que así lo desearan, Miguel sintió un gran dolor con la primera penetración, pero luego disfruto de los penes que entraban en él,  cuando se sintió totalmente agotado, salió del cuarto y tomo un baño, sólo regreso para encontrarse a su galán penetrando a otro muchacho, así que salió y se vistió. Había sido su primera experiencia sexual, nada digno de ser recordado, pero para Miguel fue muy excitante y al día siguiente lo comentó a sus compañeros, entre ellos había un chico que desde muy joven había sido aceptado y orientado pro sus padres, este comentó; -¿Usaron condón al penetrarte?- hubo un silencio el muchacho de mayor experiencia se burló –Se nota que nunca has estado en una orgía de esa naturaleza, ¿A quien chingados le preocupa el condón?- El chico se puso serio –Pues debería, las enfermedades están a la orden del día y sin protección es como jugar a la ruleta rusa- Hubo comentarios burlones, más el chico se puso enérgico –Si no tienen la responsabilidad de protegerse, no deberían andar de calientes, pero allá uste4des al menos deberían de hacerse un examen si no han tenido la precaución de usar condón, recuerden el VIH no sale de inmediato tarda unos 6 meses en aparecer en la sangre, pero allá ustedes- se retiro dejando a Miguel con la duda y bastante miedo, no sólo a él hasta al gran experto le dejo pensativo.

El tiempo pasó y Miguel seguido se encontraba con su amigo quien le recordaba el peligro que había tenido al no usar condón, por fin después de un año acompañado por este se fue hacer el examen del VIH, desgraciadamente salió positivo, Miguel se sintió totalmente frustrado, el medico le explicó que era portador y que podía vivir muchos años si no se desarrollaba el virus pero debía tener precaución de no contagiar a nadie, su amigo le apoyo y a sus 20 años tuvo que vivir con ese estigma, el constante temor de desarrollar la enfermedad.

La pregunta que les hago a todos mis queridos lectores ¿Vale la pena vivir con angustia? ¿No es mucho mejor ser responsable y prevenirse? Casi siempre decimos que a nosotros no nos va a pasar, pero no lo sabemos, es mejor protegerse, si no lo has hecho en todas tus relaciones te invito primero hacerte un examen de VIH, si sales negativo agradece a la vida y nunca dejes de usar el condón y al menos cada año hazte un examen te mantendrá más tranquilo, ser promiscuo en la actualidad requiere de ciertas medidas para mantenerte sano, no sólo por ti por todos los que te rodean, por esa pareja que está esperando por ti, por tus padres, amigos y conocidos.

Si te dejo algo positivo esta historia promueve este blog, trabajamos en favor de la comunidad gay y el rescate de los valores, gracias.

Etiquetado:,

Un pensamiento en “PROMISCUIDAD ALTO RIESGO DEL VIH

  1. Joel diciembre 16, 2012 en 12:18 am Reply

    No hay duda que tener sexo sin protección es mucho más sabroso que con ella, pero el peligro de contagiar hefermedad es muy alto… lo mejor es con pareja conocida, o en familia, como el caso de los tres primitos que no terminaban de mamarse uno al otro sin descanso.
    Ufffffffff el sexo es un gran recurso que tenemos los humanos: nos llena, nos despeja la mente, nos hace volar y de una forma u otra nos prepara para el amor….
    Cuidemonos… besos intensos!!!!

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: