SEXO GAY EN GUANAJUATO


 

Siempre he pensado que el tiempo presente es el correcto, no me gusta vivir en el pasado y no hago demasiados planes para el futuro, estoy convencido que el presente es lo importante, que si lo vive uno intensamente y con capacidad, la vida se vuelve algo maravilloso. No obstante de vez en cuando vienen a mi memoria recuerdos de aquellos tiempos en que mi sexualidad era totalmente desmedida, sin pasarme jamás por la mente la idea de ser fiel  a una pareja.

Estando en mis recuerdos del pasado, vino a mi mente un viaje que hice a la ciudad de Guanajuato, donde tuve una aventura peculiar, debo aclarar que las ciudades coloniales de mi País me gustan mucho, amo recorrer sus calles y apreciar sus casas con fachadas realmente alegóricas, los callejones de Guanajuato son algo digno de verse, estando precisamente en el famoso callejón del beso, conocido por la leyenda de los amantes que Vivian uno frente al otro y estando la calle tan estrecha podían besarse de balcón a balcón. Ese tipo de leyendas siempre se me ha hecho cursis, México está pleno de esa cursilería lo que nos hace un país bastante romántico.

Mi imaginación volaba viéndome empinado en el balcón tratando de besar a un hermoso chico, no sólo besarlo, apretarle de su región glútea como suelo hacerlo cuando beso, estaba ensimismado en mis sueños heréticos cuando escuche una voz tras de mi que me preguntaba en inglés el nombre del callejón que observaba,  le contesté en español, el gringo estaba en México así que no tenía yo porque esforzarme en hablar su complicada lengua, -Es el callejón del beso- conteste mirándole a los ojos y descubriendo ante mi a una hermosura de criatura, sus ojos intensamente azules, el pelo lacio rubio algo desmarañado, una chamarra deportiva sobre una playera de algodón, sus jeans ajustado y unas sandalias de piel, como se podrán dar cuanta no reparé demasiado en él, el muchacho me vio con una cara de imbécil que me costo trabajo no reírme de él en su cara, en honor a sus encantos le hablé en su idioma, hay que reconocer que los gringos son medio cerrados, piensan que todos debemos hablar como ellos, claro la culpa es nuestra que hemos hecho del inglés el idioma universal, cuando el español es mucho más expresivo y poético. Me agradeció con una sonrisa, diciéndome su nombre de inmediato a la vez que su origen, se llamaba Matt y era de Dallas, bueno su origen lo decía todo, así que me ofrecí como su guía, seguro de que me las iba a dar, caminamos por todo Guanajuato y entre más lo conocía más me gustaba, por la tarde cuando nos sentamos a tomar un café consideré que era el momento preciso para pedirle las nalgas; mi primera pregunta fue -¿Eres gay?- él sonrió y me dio el afirmativo deseado, la segunda pregunta obligada -¿Te gustaría hacerlo conmigo?- se puso rojo como una grana, eso me encantó, -Claro que si- no esperé más pedí la cuenta y tomamos un taxi para irnos a mi hotel “El Castillo de Santa Cecilia” cuando voy a Guanajuato si no me hospedo en ese hotel siento que no estuve ahí.

Llegamos al hotel y fuimos directamente a la habitación, el gringo me encantaba sabía que tendríamos un sexo increíble, además habiendo andado casi todo el día juntos ya había una buena conexión. En cuanto entramos le abrace y bese su boca, era algo que deseaba desde que lo vi, no estaba equivocado besaba delicioso y al apretar su zona glútea descubrí dos maravillosas nalgas duras y redondas, sentí su erección chocando con la mía, frotamos nuestros cuerpos mientras nuestras bocas parecían unidas con un fuerte pegamento llamado pasión. Sin separarnos ni una milésima de centímetro nos fuimos hasta la cama donde ambos caímos, yo encima de él , con gran pericia ambos nos despojamos de nuestra ropa, nuestras manos empezaron a recorrer nuestros cuerpos, cuando llegaron las de él a mi zona genital empezó acariciarla soltando deliciosos gemidos de placer, seguíamos besándonos con gran pasión, él tomo una de mis manos y la llevo hasta su erección, quedé totalmente sorprendido, lo que mi mano sintió fue un hermoso pene de dimensiones bastante grandes, algo digno de ser probado por mi boca,  me estaba imaginando su hermosa polla en mi boca cuando sentí como se iba deslizando por mi cuerpo lamiendo todo él, empezó a besar mi verga primero con cierta delicadeza, lamió mis bolas, yo estaba totalmente excitado, cuando mi pene entro a su boca y lo empezó a chupar, mi cuerpo comenzó a tener leves convulsiones de placer, le iba a pedir que yo también quería disfrutar de su verga en mi boca, pareció adivinar mi deseo pues rápidamente sin dejar de chupar mi verga me puso la suya a mi alcance para que yo hiciera lo propio, debo reconocer que cuando metí esa verga cálida en mi boca sentí una gran satisfacción y comencé a mamarla y saborear su dulce líquido, nos estuvimos chupando la verga por un largo tiempo,  El hermoso gringo empezó a recibir de mis dedos un estímulo gratificante dentro de su ano, por lo que en cuanto pudo dejo de mamar mi verga y me pidió que lo penetrara, lo cual hice poniéndole en 4 patas, me puse el condón y deslicé mi verga lo más adentro que pude de su ano, sus gemidos eran grandilocuentes, provocando en mi una gran excitación, mis movimientos se volvieron casi frenéticos, él intento masturbar su verga, pero no se lo permití, quería que se vaciara por el placer que le estaba dando en el culo,  sus gritos en inglés me excitaban cada vez más, de pronto sentí como su ano apretaba fuertemente mi verga, busqué la suya y sentí como lanzaba grandes cantidades de semen, eso bastó para que me vaciara yo también en el condón y dentro de su cuerpo, ambos quedamos exhaustos, caí encima de él y bese su nuca, esa noche la pasamos juntos y repetimos la faena 4 veces.

Anuncios

Etiquetado:

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: