AMOR ENTRAÑABLE


 

Todo estaba listo para la graduación de los nuevos arquitectos, el movimiento en el auditorio de la universidad era constante, aunque eran pocos los graduado el  orgullo para la institución era muy grande,  por haberse destacado en excelentes trabajos, notas altas y unión entre sus integrantes. Además de contar con una medalla olímpica de oro.

Los familiares ya estaban acomodados en las butacas y en la parte de enfrente los 7 graduados, elegantemente vestidos de traje oscuro,  dispuestos a recibir el título correspondiente, fueron nombrando uno a uno de los siete al último fue el nombre de Luís Camejo Morales, quien empujado en su silla de ruedas por uno de los compañeros graduados subió al estrado a recibir su constancia de estudios, los aplausos en el auditorio se dejaron escuchar como con ningún otro alumno, y es que efectivamente la medalla de oro la había ganado Luís en las olimpiadas especiales: A los 4 años sufrió un accidente que le dejo inmovilizadas las piernas, sus padres se dedicaron apoyarle y darle toda la seguridad para que logrará una vida plena, desde luego primaria y secundaria fueron duras para él que tuvo que enfrentar la discriminación, fue en preparatoria donde decidió participar en las olimpiadas especiales y ganar una medalla de oro, desde ese momento se convirtió en un ejemplo para los estudiantes, la universidad fue plena de satisfacciones, en donde se convirtió en el líder de su generación.

Al bajar del estrado Luís fue hasta sus padres ayudado por su compañero, un chico alto y fuerte de excelente aspecto,  se unió a la comitiva una pareja que eran los padres de su compañero Gerardo, después de las felicitaciones correspondientes, Luís presentó a Gerardo y a los padres de este, para la madre de Luís no pasaron  desapercibidas cierto  tipo de miradas entre los dos chicos, sacudió levemente la cabeza en el intento de alejar las ideas de su mente, la voz de la madre de Gerardo le alejo de sacar conclusiones vanas –Queríamos invitarles a comer, en el caso de que no tengan otro compromiso- La madre de luís iba a presentar una negativa, pero su marido se le adelantó –Claro que si, nosotros también pensábamos festejar y que mejor que lo hagamos juntos- la madre de Luís no estaba nada conforme con la decisión de su marido, pero ya no había nada más que agregar, se pusieron de acuerdo en el restaurante donde comerían y cada quien se dirigió a sus respectivos autos.

Ya acomodados en la camioneta, la madre de Luís le interrogó -¿Quien era ese muchacho?- su marido respondió antes que Luís –Pues quien va a ser mujer, un compañero- la madre miró a Luís a los ojos y noto su turbación -¿Sólo un compañero?- Su marido le miro con extrañeza, -Bueno se ve que no, hay una gran amistad entre ellos- La mujer movió la cabeza en negación, volvió a ver a Luís y notó que su ojos estaban inundados en llanto, -¿Qué te pasa hijo? Hoy es motivo de gran alegría tus esfuerzos han sido coronados con el éxito- Luís se limpió las lagrimas con la manga del saco –Si claro ya saben que son muy llorón es de pura felicidad- La madre le observó detenidamente, -¿Todo está bien?-  Tragó saliva, -Es que tengo algo muy importante que decirles- Dios, pensó la madre esto es grave, -¿Podríamos esperar para cuando estemos en casa?- con vos cortada respondió –No madre, esto ya lo he prolongado demasiado, no podemos entrar al restaurante sin que les haya puesto al corriente- La mujer miro al frente y apretó los puños fuertemente –Entonces te escuchamos- Luís no tenía mucho que decir –Gerardo es mi novio, tenemos dos años de serlo, no les dije antes pues tenía miedo- la madre quiso gritar su indignación, para el padre las palabras de su hijo le parecían dichas por otra persona que no era él, hubo un incómodo silencio, roto por el padre –O sea que no nos tienes amor, nos tienes miedo, siempre pensé que te habíamos inspirado confianza, para que nos contaras todas tus cosas- Luís estaba verdaderamente consternado –Es que la verdad ya habían sufrido tanto por mi incapacidad que se me hacía injusto darles otra pena, pero les juro que he luchado por se diferente- Esta vez fue la mujer quien habló -¿Pero de dónde sacas que te queremos diferente? Nosotros te amamos como eres, nunca debiste decidir por tu padre y por mi- El hombre estacionó la camioneta y miro de frente al abatido Luís, -Hijo cada quien es diferente y este mundo caminaría mejo rsi lo entendiéramos, por favor eres nuestro hijo y te amamos como eres, así que dejémonos de cosas y prometamos que entre nosotros no habrá más secretos que nos duelan y atormenten, jamás debiste pasar por esto yu solo, pero estamos contigo y la verdad no me interesa si tengo yerno o nuera, sólo que mi hijo sea feliz- No pudo más Luís y soltó el llanto –Perdónenme los dos por no valorar lo grande que son –La madre apretó con amor la mano de su pareja –Pues bien vamos a comer con estos señores, sólo quiero saber ¿Es presentación o pedida de mano?- Luís se limpio la cara con un pañuelo desechable –Sólo presentación, no hemos decidido vivir juntos- El padre arrancó la camioneta –Bien pues que todo sea para bien-

¿Cuántas veces por miedo a lastimar a alguien no somos sinceros y sufrimos inútilmente?  Tarde o temprano los padres nos acaban entendiendo, así que no queramos pasar solos por esos momentos de aceptación sin ser honestos con ellos, hay que demostrar que el ser gay no quiere decir que seamos cobardes.

Con amor para todos mis lectores

Anuncios

Etiquetado:

Un pensamiento en “AMOR ENTRAÑABLE

  1. José Canelón noviembre 6, 2012 en 11:56 pm Reply

    Tener secretos en la vida de uno no es nada saludable. Hay que ser valeroso en la vida y antes los desafíos que se nos presenta. Siempre SER UNO MISMO.

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: