MI DESPERTAR AL SEXO GAY


En mis remembranzas vino a mi mente la clara imagen de aquel primer día en que mi verga fue acariciada por otra mano que no era la mía, se trataba de un compañero de escuela llamado Carlos, quien era algo muy especial, no podría decir que era hermoso ni nada similar, pero a su corta edad era muy caliente, cursábamos el 4to años de primaria, él era de corta estatura, pues se sentaba en las primeras bancas, en cambio yo que siempre me destaqué por mi altura, ocupaba la banca de atrás, siempre andaba corriendo hacía mi pupitre y me pedía que el borrador, un lápiz, en fin no era raro tenerlo hincado a un lado mío solicitando algo, en cuanto el maestro lo veía le gritaba que regresará de inmediato a su lugar, debido a mi tamaño mis genitales no eran precisamente los de un niño, aunque no había nada de vello púbico si mis testículos y pene eran de un tamaño muy diferente al del resto de mis compañeros,  cosa que pude confirmar en el transcurso de ese año especial en que mi sexualidad despertó totalmente a los encantos de los niños de mi mismo sexo.

Pues bien normalmente todos los martes y jueves teníamos deportes por lo que solíamos ir de shorts, era el 89 y los shorts de deportes eran bastante cortos sobre todo los de los niños de cuarto año,  como era su costumbre Carlos fue hasta mi lugar a pedirme un borrador, estaba hincado a un lado de mi pupitre y el maestro estaba ocupado revisando trabajos, así que no podía ver a Carlos fuera de su lugar, el comenzó acariciar mi pierna mientras yo buscaba el borrador en mi mochila, la caricia me agradó a tal grado que mis genitales respondieron de inmediato, mi pobre verga no cabía dentro de esos shorts tan apretados, así que su crecimiento no fue hacía arriba, si no que creció hacía abajo mostrando su cabeza por la pernera del short , en cuanto la vio mi compañero comenzó a tocarla y yo a sentir una emoción jamás sentida, era un verdadero ataque de insulina, entre que nos cacharan y la emoción excitante de sentir una mano ajena a la mía tocar la cabeza de mi verga, el miedo a ser descubierto fue mucho más fuerte que el placer sentido, así que le quite la mano a Carlos y le pedí que se fuera, -Nos vemos en el recreo-me dijo mirándome con su cara de pillo, la verdad a partir de ese momento no pude poner atención a la clase mi verga se mantenía dura, ya la había acomodado hacía arriba para que no se me notara, pero en lo único que pensaba era en la hora del recreo, mi compañero de un lado el cual nos había estado observando,  yo no me  había percatado  de que había visto todo, desde que Carlos llego y las caricias que me había hecho y desde luego mi acomodo de mi verga disque para que no se notara, -Cabrón que pitote tienes, me lo enseñas- yo lo mire muy asustado pero él insistió, vi hacía el maestro y rápidamente me baje el short para dejar mi verga al descubierto de inmediato volví a cubrirla, mi compañero lo vio con gran asombro y eso que él también era de los altos,  -¿Cómo le haces para tenerla tan grande?- me dijo sorprendido, en ese momento el maestro nos dijo que mantuviéramos silencio y yo me quede todo excitado hasta que llego la hora del recreo.

Tanto Carlos como Demetrio me alcanzaron, los dos venían platicando, por lo que supuse ya habían hablado sobre mi, -Vamos a los vestidores- dijo Demetrio, yo me resistí pues tenía buenas calificaciones y me daba mucho miedo que me fueran a descubrir, pero en esta ocasión fue más fuerte el deseo que la razón, los tres nos dirigimos hacía los vestidores y en cuanto estuvimos bien encerrados en uno de ellos me bajaron el short y el calzón y mi verga salió ante los asombrados ojos de mis cómplices, -Está bien grande- comentó Carlos, quien empezó a buscarle a Demetrio la suya, él se bajo el short y dejo salir una pequeña verga circuncidada, lo que si estaba grande eran sus huevos, -Enseña la tuya- dijo Demetrio en voz baja para que no fuéramos a ser descubiertos,   Carlos se bajo también el short y dejo a la vista una verga muy pequeña con un gran prepucio, Ambos se la vimos con decepción,  -Mi papá dice que me va a crecer tanto hasta que este pellejo se llene con ella- Dijo Carlos a manera de disculpa, Demetrio no le hizo mayor caso, se puso acariciarme la verga y los huevos, las manos de Carlos también entraron y entre los dos me estuvieron dando una rica acariciada, desde luego no hubo orgasmo, a veces me salían chorros de orina, que les provocaba risa y dirigían mi verga para mojarse uno al otro,  ambos mojaron sus shorts pero en ese momento sólo les importaba jugar con mi instrumento, tocaron el timbre y todos nos subimos los calzones y el short y salimos, ellos iban mojados como si se hubieran meado y el que los mie fui yo, de inmediato les sugerí que se sentarán en un charco que había en las regaderas y así tendrían una disculpa lógica. Nadie sospecho de nosotros ni de la mojada de mis compañeros, así que al día siguiente volvimos a los vestidores, esta vez nos encueramos todos para no mojar la ropa, Carlos dijo que me la quería chupar que sabía que eso se sentía rico, no se de donde demonios había aprendido eso, Demetrio y yo nos vimos desconcertados y antes de que dijéramos nada ya estaba hincado metiéndose mi verga en la boca, fue ahí donde descubrí que eso de las mamadas era lo que más me gustaba, Demetrio veía como me la chupaba y se hinco el también y le pidió que lo dejara hacerlo, esa vez mis meados fueron a parar a la boca de ambos, los escupieron pero estaban encantados chupando verga, varias veces después, se empinaron los dos para que les metiera la verga en el culo, pero a la hora de la hora les dolía mucho y mejor desistimos de eso, para 5to años ninguno de los dos regresó, la verdad los extrañe bastante, nadie supo nada de nuestros encuentros, fue siempre nuestro secreto, debo reconocer que es un bello recuerdo, fue el descubrir el placer con niños muy calientes si ustedes quieren, pero todos de la misma edad.

Creo que una persona adulta ante un trio como fuimos nosotros, no puede por ningún motivo sentirse excitado, sólo debe orientar y jamás abusar de la calentura de niños a fin de cuentas.

Etiquetado:

Un pensamiento en “MI DESPERTAR AL SEXO GAY

  1. erosmachoblog octubre 24, 2012 en 8:05 pm Reply

    ¡¡Mucha inocente belleza y un magnífico y compartido comentario final, machote!

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: