UN HETERO QUE NO LO ERA TANTO


 

Ya les había dicho que tengo cierto repelo a los heterosexuales, me refiero a que no suelen llamarme la atención y sólo los veo como personas nada sexual, por guapos que estén, pero tengo una debilidad, está es excitar y acostarme con aquellos que presumen ser heterosexuales y que son más gays que yo, eso ya es mucho decir; pues bien, la historia que vino a mi mente es la de un muchacho que conocí en una convención donde pidieron mi colaboración para estar preparando videos a los equipos de trabajo, era todo un reto, ya que eran 4 equipos y un solo colaborador para los 4, me traían como calzón de puta en promoción, total, uno de los jefes de equipo estaba para comérselo, era un moreno de cuerpo excelente y unas nalgas como para Miguelito,  además que su cara era sencillamente hermosa, todo lo tenía perfectamente en su lugar, pude observar que era un líder nato, en las juntas lograba que se hiciera lo que el indicaba, lo mejor del caso es que era lo correcto, la primera noche tuvimos una cena de bienvenida y casualmente a huevo me coloque en la mesa donde él estaba, sentándome a su diestra, hubo una corriente de simpatía entre ambos, el presumía de tener gran éxito con las mujeres motivo por el cual a sus 34 años permanecía soltero, su nombre era Enrique, durante toda la cena le estuve calando y cuando estuvimos en los jardines del hotel tuvimos una interesante plática: -Así mi querido Enrique que eres mu galán- El mi meró y sabiendo que yo era gay contesto bastante engreído –Pues tu lo sabrás mejor que yo- su respuesta me causo risa; -¿Yo por qué? A mi sólo me gustan los gays- me miró con cierta incredulidad, -O sea que no te parezco guapo- le miré de arriba abajo; -Yo no diría que eres guapo, para guapo yo, tu eres bonito- Note que mi descripción fuera de molestarle le había caído bien -¿Hay diferencia?- Me le paré enfrente –Vela por ti mismo, lástima que no traigo un espejo, pero supongo que te sabes de memoria tu cara- se río dándome un ligero empujón –Quítate, de verdad que eres bastante engreído- Lo enfrenté -¿Acaso no te parezco guapo?- me dio la espalada y manoteo en forma bastante afectada –Qué voy a saber yo, a mi dime de viejas- No pude contenerme y solté una fuerte carcajada, -La clásica pose del macho, cómo si no tuvieran ojos, ¿Piensas que si reconoces que soy guapo te volverás gay?-  se voltio de nuevo y me enfrentó algo molesto, -¿Qué quieres que te diga? Que eres guapo, que vistes muy bien, que sobre sales de todos, ¿Eso quieres oír?- lo miré en forma burlona y dispuesto a retirarme agregue .Si, eso quería oír y lo has dicho muy bien- no voltee a verle y me fui, sintiendo su mirada clavada en mi espalda.

Al día siguiente nos encontramos en el desayuno y sólo me dijo un simple buenos días, pero después cuando tuvieron la primera dinámica fue el primero que se me acerco para solicitarme que le hiciera el audio dándome el escrito de lo que presentarían,  -Dale preferencia a mi trabajo- me dijo –y soy capaz de darte un beso- le mire fingiendo una indignación que estaba muy lejos de sentir –Ve a besar a tu abuela cabrón yo sólo acepto besos de hombres- me miró sumamente desconcertado –No me dijiste ayer que sólo te gustaban los gays- ahora si que me encabroné –Claro eso te dije y lo confirmo, por eso es también que sólo acepto besos de hombres, de esos gays que son muy hombres, pues saben aceptar su naturaleza en contra de lo que digan pendejos mediocres como tu- Se me quedó viendo con ojos de asustado –No te enojes es que me es difícil tratar con gays, pero apóyame ¿Si?- le conteste fríamente –Para eso me contrataron. Su ponencia era la mejor y la verdad me lucí en el vídeo no tanto por él fue por profesionalismo.

Esa noche estaba yo fumando en el jardín junto a la alberca y se me acercó, -Alex quiero agradecerte tu vídeo fue excepcional nos ayudó mucho- le mire fijamente –Bueno bésame- pareció que le hubieran congelado, me miraba sin saber que decir -¿Acaso tienes miedo de descubrir cuanto te gusto?- los ojos parecían salirse de sus órbitas –Claro de que no, jamás me gustaría un hombre- le miré con burla –Bésame y si no te excita te juro que te dejaré en paz- en si no lo estaba acosando, pero era un buen reto para su masculinidad, se me acerco y tomándome de la nuca me pego sus labios con la boca cerrada; -No papá- le dije dándole un empujón –Si me vas a besar lo vas hacer bien,  le abrace y lo bese con la boca abierta, metiendo mi legua en su boca, la cual no se resistió en lo más mínimo, una de mis manos fue hasta su entre pierna y con beneplácito descubrí que su pene crecía rápidamente, le acerque mis labios a su oído, -No puedes negar ahora lo mucho que te gusto- el busco mis labios nuevamente,  yo le solté,  le di la espalda, empezando a caminar hacía el edificio dije secamente –Ok Enrique que duermas bien-  ahora no sólo sentí su mirada en mi espalda también percibí su rabia.

Estaba tendido desnudo viendo una película en la televisión, cuando escuche unos leves toquidos en la puerta de mi habitación, de inmediato supe que se trataba de Enrique,  eso me excito y mi pene comenzó a crecer, sin ningún pudor abrí la puerta, Enrique entro precipitadamente, cerré,  -¿Me esperabas?- mire mi completa erección –Duermo desnudo, pero esto si lo causaste tu al tocar- su vista estaba fija en mi verga -¿Sabes que eres un perfecto cabrón?- poniendo mis brazos en jarra contesté –Lo que se es que ambos morimos por revolcarnos- esto bastó para que se empezara a desnudar su cuerpo era lindo de verdad y su verga bastante grande y derecha aunque morena pero se notaba tan pulcro que me le acerque y comencé a besarle en los labios mientras ambos  nos tocábamos los penes descubriendo sus tamaños y dureza, mis manos empezaron acariciar su trasero, duro y redondo tal y como me lo había imaginado a través del pantalón, su piel era aterciopelada y no había nada de vello ni siquiera en la entrada de su culo, el cual comencé acariciar con su anuencia total, -Si me vas a penetrar sólo te piido que lo hagas con cuidado- lo abrace emocionado, ya se había quitado el disfraz de heterosexual ahora era  un chico gay en su primera relación sexual, yo tenía la responsabilidad de que fuera inolvidable, así que le abrace fuertemente y le prometí –Te juro que sólo habrá placer para ti y para mi- nos volvimos a besar y le hice bajar hasta mi pene el cual comenzó a chupar con cierta timidez, para terminar haciéndolo con avidez total, aunque varias veces tuve que pedirle que no metiera los dientes, para que aprendiera bien nos pusimos en 69 y le enseñe la forma más placentera de hacer una deliciosa mamada, aprendió rápido y ambos disfrutamos de la relación orogenital,  mientras chupaba su verga preparaba con mis dedos su apretado ano para penetrarlo, empecé a lamerlo para que se lubricara mejor, eso causo que Enrique gimiera y casi gritara –Así papá así- aprovechando su exaltación le acomode boca abajo y poniéndome un condón empecé a penetrarle, cada centímetro de mi pene que entraba en él era un pedir que me detuviera, lo hice con toda calma para no causarle dolor alguno, ya que toda mi verga estuvo dentro de él comencé a moverme primero con suavidad, luego con gran fuerza lo que causo gritos y gemidos por su parte hasta que logré su orgasmo sobre la colcha del hotel,  me quede dentro de él hasta perder mi erección saque mi pende de su estuche y le volteé a fin de mirarle el rostro, estaba llorando, -Alex gracias de verdad, estaba tan equivocado buscando en mujeres lo que sólo encontraría en un hombre, sólo te quiero pedir un favor, ayúdame aceptar esto- le abrace y le dije al oído –cuenta conmigo, y así fue no volvimos a tener relaciones, pero seguido nos juntábamos a tomar café y hablar de lo difícil que es ser gay y aceptarse ante todo, estoy seguro que ahora Enrique es feliz, no he vuelto a saber de él, pero su objetivo era aceptarse y aguantar las consecuencias de lo que eso representaba, bien por ti Enrique, nunca es tarde para ser lo que realmente eres y no lo que los demás quieren que seas.

 

Anuncios

Etiquetado:

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: