MOMENTOS INOLVIDABLES


El sol de la mañana inundaba toda la habitación, la noche anterior habíamos olvidado correr las cortinas y ahora pagábamos por el descuido, el Rostro de Kelvin lucía especialmente hermoso con la luz del día, sus ojos se mantenían cerrados, negándose abrirse, como si temiera que la luz del sol les fuera a lastimar, yo lo observaba extasiado, de verdad me encanta mi niño, su rostro es como una hermosa poesía declamada por el mejor orador del mundo, abrió por fin los ojos y me regalo una hermosa sonrisa, sabía que bajo las sabanas estaba su cuerpo totalmente desnudo, igual que se encontraba el mío, pude ver que tenía una gran erección, algo lógico que tenemos los hombres al despertar, no era justo desperdiciar esa excitación mañanera y menos cuando su visión había provocado que mi pene se pusiera terriblemente duro, me incliné hacía él y comencé a besar sus labios, suavemente casi con delicadeza, como si temiera que estrujarlos fuesen a lastimarlos, él me abrazo y me hizo quedar encima de su cuerpo semi cubierto por la sábana, la cual hice a un lado para disfrutar su dulce desnudez, nuestros sexo se juntaron y nuestras caricias fueron subiendo hasta convertirse en apasionadas muestras de amor, Sentíamos que nos faltaban manos para tocar cada parte de nuestros cuerpos, tal parecía que fuese la primera vez que nos disfrutábamos de esa forma, de nuestras bocas salían constantes “Te amo” , Kelvin se fue resbalando hacía debajo de mi pasando su cálida lengua por todo mi tórax y abdomen, cuando llego a mi miembro lo chupo con ansiedad y a la vez con una pasión increíble, su cuerpo comenzó a girar hasta que dejo a mi alcance su hermoso pene el cual comencé acariciar y ver lo blanco y duro que estaba, de su glande salía el delicioso lubricante natural el cual lamí con dulzura provocando arqueadas de placer en su cuerpo, luego metí su miembro totalmente en mi boca y ambos comenzamos a movernos frenéticamente, masturbando nuestros penes con la boca, estuvimos gozando de tal dulce deleite por un buen rato, parecía que a ninguno le cansaba chupar el miembro del otro, Kelvin se saco mi miembro de su boca y me quito el suyo de la mía para volvernos a besar apasionadamente, -Quiero sentirte dentro de mi- dijo mi dulce amor y se puso boca abajo, yo me subí en él y coloqué mi pene en su entrada, él levantó dulcemente sus glúteos para facilitar la acción, fui entrando poco a poco, abriendo aquel hermoso orificio en donde tanto placer he sentido, ya totalmente dentro de él comencé a moverme de suave a rápido y de rápido a suave, sus gemidos de placer eran el mejor obsequio a mis oídos, sus “Te amo” la mayor excitación, -Quiero terminar con el placer que me estás dando sin tocarme- le bese y le dije tantos “Te Amo” que sería imposible contarlos, mi miembro se dilató dentro de él y de inmediato sentí como su esfínter me apretaba haciendo que ambos termináramos al unísono, los gemidos de placer inundaron el recinto, me deje caer relajado sobre el cuerpo de mi amado y deje que mi pene fuera perdiendo rigidez, hasta que dejo de estar dentro de mi amor, cuando se salió me puse a su lado y ambos nos abrazamos y sentimos que nuestro amor en cada momento íntimo crecía infinitamente.
Kelvin ha aprobado este relato y ambos estamos de acuerdo que publicarlo servirá no sólo para excitarlos, también para que noten la gran diferencia en relaciones casuales y una verdadera relación de amor mutuo.

Etiquetado:

Un pensamiento en “MOMENTOS INOLVIDABLES

  1. Marky H.Q. julio 8, 2012 en 6:04 pm Reply

    Hermoso relato, sin duda, felicidades!!!

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: