UN RICO ESTUDIANTE


 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando regrese de Vallarta a la capital tome un cuarto de servicio en la Col. Del Valle, traía unos ahorros pero había que cuidarlos, por eso lo del cuarto de servicio, pensé que después de ser stripper seguía modelo, no crean que es algo de soy guapo y todos me dan trabajo, para nada había que hacer largas filas para conseguir cualquier cosa, los fotógrafos para hacerte una carpeta cobraban un dineral y si no pagabas con cuerpo matic y seré muy gay pero eso de dar sexo por favores no va conmigo, por lo que no tuve gran éxito y no quise meter mi dinero hacer una carpeta y entrar en un mundo tan falso y odioso, por lo que decidí visitar escuelas y poner mis conocimientos de baile y creatividad para festivales, y precisamente de ahí es donde se da una excitante aventura que a continuación relato:

Era un festival para chicos de prepa y estábamos ensayando algunos números de tipo disco que entusiasmaban a los chicos, ese día apareció un con una cara de descarado que no podía con ella, no niego que era muy guapo y de buen cuerpo enfundando en mezclilla ajustada, una playera de licra lucía bastante bien, yo ese día traía shorts bastante cortos y una camiseta sin mangas también de licra, el chico fue hacía mi caminando con demasiada afectación, -¿Eres el maestro?- le di una barrida de arriba abajo, -Así es ¿Qué se te ofrece?- me extendió un papel el cual tome y lo leí, en el explicaba que había estado enfermo y que debía ponerle al corriente; -Bien- le dije –Tendrás que trabajar muy duro sólo tenemos un mes para el festival- el me miro con sus hermosos ojos negros y entrecerrándolos dijo –Me podrías dar clases privadas- sus ojos se fijaron en mi bulto, no me iba a intimidar el muchacho por guapo que estuviera -¿Tienes con que pagar?- el se puso de perfil y mirando su trasero me dijo -¿Tu dirás?- me reí y le puse a trabajar. Al terminar el ensayo se quedo y acercándose a mi veía en forma descarada como me vestía mis pans -¿Eres activo verdad?- no mostré ninguna extrañeza por su pregunta –Si y supongo que tu eres pasivo- El se rió –Adivinaste y mereces un premio- me importó muy poco que fuera alumno ya sabía lo que hacía por lo que le dije –Espérame afuera- el chico se puso el morral al hombro y salió cual diva del gimnasio.

Cuando salí estaba recargado en un vocho blanco, -Supongo vives solo- -Si- le conteste y él abrió la puerta del carro y dijo –Bien, sube supongo que no tienes auto- no comenté nada a su afirmación, el se subió y arranco el carro en cuanto lo hizo llevo su mano derecha a mi entrepierna y empezó a despertar mi verga, -tienes un gran fierro- dijo sin dejar de ver al frente, -sigue acariciándolo le falta crecer- el se rió y preguntó -¿Manejas?- -Claro- Contesté paro el carro y me pidió que manejara, -Es mejor tu sabes dónde vives, yo tengo algo que hacer-  me bajo el pans y el short y sin pensarlo demasiado se puso a chupar mi verga, creo que muchos notaron lo que venía haciendo sobre todo los pasajeros de los camiones, pero eso a mí me valía amo el exhibicionismo. Estacioné el carro en cuanto estuvimos cerca del edificio y me vestí, mi verga estaba tiesa y se me notaba a él no tanto por lo estrecho de sus pantalones, caminamos hasta el edificio y subimos a mi cuarto al entrar le dije –desnúdate- ambos nos desnudamos y él se me quedó viendo por un rato, su vista fue repasando cada parte de mi cuerpo y cuando llego a mi entre pierna su mano empezó acariciar mi verga, -Estás rico, espero y cojas igual-  le tome por el cuello y le dije –Ponte a mamar cabrón eso se que te gusta- se arrodilló ante mi y comenzó a lamer mi verga cual si fuera un caramelo, luego la introdujo toda en su boca y empezó a darme una de las mejores mamadas de mi vida, estuvo mamando un buen rato luego me dijo viéndome desde abajo, -Chingame el culo- le levanté y lo empine en la orilla de la cama, me puse el condón y le deje ir mi verga de un solo golpe, algo que disfruto mucho, el chico grito de dolor y quiso zafarse, lo tome de las caderas y le dije -Querías verga no, ahora te aguantas- y empece a limarle el culo con fuerza, el muchacho al principio pedía que se lo sacara -Cabrón duele sacalo- seguí limando y empezó a sentir placer y entonces casi suplicó -Dame dame duro papi- lo lime hasta que sentí como su culo me apretaba la verga y su pene arrojaba semen, le lime más fuerte y rápido hasta que mi verga se inflamo dentro de él y solté toda mi leche, saque mi verga y tiré el condón y yo me puse boca arriba en la cama, -puedes bañarte- dije indicando el cuarto de baño, cuando salió comenzó a vestirse, -Creo que ambos nos quitamos la curiosidad, así que mucho gusto y mañana te espero en los ensayos- el terminó de vestirse y antes de salir me miró y dijo -Así que eres de un sólo acostón- -Efectivamente jamás repito , salió y al día siguiente le trate simplemente como un alumno más .

Anuncios

Etiquetado:

Un pensamiento en “UN RICO ESTUDIANTE

  1. Ronny Torres junio 17, 2012 en 11:24 pm Reply

    Quedo mocho el relato???

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: