UN POCO O MUCHO SOBRE MÍ



Cuando decidí abrir este blog sinceramente no pensaba más que en escribir historias eróticas que fuera yo experimentando en mi requerimiento diario de obtener sexo, jamás imagine que mi vida fuera a tomar un giro tan radical con la llegada a ella de un ser maravilloso que es Kelvin, junto con él, llego mucho amor por parte de sus padres que son extraordinarios, ese tipo de padres que todos los gays quisiéramos tener; amorosos, comprensivos y con un gran poder de discernimiento para orientar a sus hijos en un camino real  de amor y aceptación para todos los seres que habitan este maravilloso planeta.

Bien, ya he platicado el motivo que me llevó a salirme de mi casa, (bueno eso de salirme es un decir, ya que realmente me echaron) bien cuando cerré las puertas de lo que había considerado mi hogar, sentí que el mundo se me venía encima y empecé a llorar y lógico renegar por ser como era y no poder darles gusto a mis progenitores de un cambio que yo sabía imposible, lo único que se me ocurrió en ese momento fue irme a la central del sur a pasar la noche, ya al día siguiente se me ocurriría que hacer, lo que tenía totalmente definido era que jamás volvería a la casa paterna, pasé la noche en la central del sur, fue la noche más larga de mi vida, sólo tuve momentos muy cortos de sueño, en cuanto amaneció entre a los baños me aseé lo mejor que pude y salí con la firme decisión de que esa noche dormiría en una cama, con los pocos ahorros que tenía compre el periódico y me senté a leer los clasificados, ya me estaba desesperando de no encontrar absolutamente nada, cuando un anuncio llamó mi atención; solicitaba un chico para hacer la limpieza de una casa y lo más maravilloso era que ofrecían cuarto y comida, me sentí totalmente optimista y me dirigí hasta la Col Condesa, la dirección era una casa clásica del lugar, toque y me abrió un señor de unos 35 40 años, la verdad en ese tiempo no era muy bueno para calcular edades, traía un short bastante corto y una camiseta sin mangas y que con trabajos le llegaba a la cintura, tenía toda la facha de gringo, no me equivoque, en su pésimo español me preguntó que se me ofrecía y yo le mencioné que iba por lo del trabajo, el tipo me barrió de pies a cabeza y bastante desconcertado dijo -¿Estás seguro?- tanto su barrida como su pregunta me habían incomodado, pero ya estaba yo ahí y la verdad estaba seguro de que obtendría el cuarto y los alimentos, -Por supuesto que estoy seguro, por eso estoy aquí- el hombre sonrió y dejándome el paso franco dijo –Pasa- algo grito en inglés que yo no entendí, jamás fui bueno para los idiomas y aunque había estado en un colegio bilingüe no entendí ni madres, bajo un tipo con una bata de casa corta y pude ver que era todo lo que traía, no niego que la pareja me tenía algo excitado,  definitivo que eran gays, eso indicaba mi excelente suerte, el de la bata me dijo que me sentara en su idioma original y en el mismo idioma me comenzó a interrogar, tuve que ponerme muy listo para entenderle y sobre todo contestarle, creo haberlo hecho bien pues los tipos parecían convencidos conmigo, de pronto el de los shorts preguntó, -Tu edad- los vi con pánico seguramente no me contratarían si les decía que tenía tan sólo 14 años, más algo en mi interior me dijo que fuera totalmente sincero con ellos y así lo hice; les conté que mis padres me habían corrido y el motivo también,  entre ellos comentaron que era un riesgo contratarme sobre todo siendo menor de edad, otra vez la voz interior me aconsejo y les dije: -Hablen con mis padres y verán que no les importa que trabaje con ustedes- Les di el teléfono de la oficina de mi padre y claro que no le importo les hizo saber que su hijo Alejandro estaba muerto para él, casi pude decir gracias papá ya que al oír esto los muchachos no dudaron en contratarme, me pagarían  800 a la semana y desde luego tendría casa y comida, yo me encargaría de la limpieza de la casa y el jardín lo hacía otro chico, ellos cocinaban y había otro muchacho que era el que les ayudaba en la cocina, yo dormiría con él, me lo presentaron y era un chico de buen cuerpo pero con graves problemas de acné , eso lo hacía bastante desagradable, el chico del jardín era una belleza su cuerpo era excelente y su piel no sé si por el sol o por naturaleza era muy oscura, aunque su rostro era bastante agraciado, él me gusto y bastante, los gringos no estaban tampoco nada mal, en mis genitales sentí una excitación especial de estar entre pura gente gay, pensé que el trabajo iba a ser muy agradable entre esas personas que tenían los mismos gustos que yo, Bob que era el de la bata les explico a los muchachos que yo era un niño de casa y que mi edad eran tan sólo 14 años así que les agradecería que se me respetara, mmm la verdad no me gusto eso, yo encantado hubiera recibido la falta de respeto de cualquiera de ellos menos del cocinero, luego supe que José que era el de la cocina tenía 19 años, Samuel el jardinero 21 y los dueños de la casa Bob 39 y su pareja Matt 29. Inicié de inmediato mis actividades y no me fue nada difícil hacerlas bien, no obstante que en mi vida había tomado una escoba, mi primera lección fue que para gato no se requiere demasiado estudio.

En la noche llegó José al cuarto y yo estaba en calzones jamás se me ocurrió meter un pijama, -Tienes rico cuerpo- dijo mirándome lascivamente, para nada me excito su comentario, más bien me dio miedo, -Gracias- conteste sin mirarlo, -¿tus padres tienen dinero?- pregunto sin dejar de mirar directo a mis genitales, -¿Por qué dices?- contesté con otra pregunta, -Nene tu ropa es muy fina- -Si pero es todo lo que tengo de ellos, además no saque demasiada-  Mi respuesta fue tajante, José noto mi antipatía, -Nene no te preocupes, soy pasivo así que no te haré daño, aunque me encantaría que tú me lo hagas a mi- de inmediato pensé, si le meto mi verga seguro lo tendré de incondicional, sólo que no se le vaya a ocurrir besarme, -Si quieres te la chupo, dicen que lo hago muy bien- eso si me empezó a excitar, Lalo y yo nos la habíamos chupado varias veces, pero está vez me lo estaba ofreciendo alguien que por lo visto tenía gran experiencia, recordé las palabras de Bob, -Pero creo que si Bob se entera tendremos problemas- José sonrió pícaramente, -A menos que tu se lo digas por mi parte ni diré nada- mi verga ya estaba totalmente dura y se notaba a través de mi calzón, José se me acerco y la tomo entre sus manos, -Además está queriendo ser chupada- no podía negar que tenía toda la razón, se desnudo y pude apreciar que el acné sólo lo tenía en la cara, me bajo el calzón y me hizo sentarme en la cama, -nene que rico trozo y eso que apenas tienes 14 años, con esto vas hacer felices a muchos putos como yo- sin decir más comenzó a lamer mi rosada cabecita, yo comencé a sentir una agradable sensación eso que hacía era totalmente nuevo para mí, sentía unas grandes ganas de orinar y un gran placer,  no pude evitar soltar grandes chorros de orina que él recibió en su cara, supuse que ese era el motivo de su acné. Se metió todo mí pene en la boca y comenzó a masturbarme como jamás lo habían hecho, bueno mi única experiencia sexual era Lalo y era igual de pendejo que yo, no aguante mucho, unas cuantas chupadas de José me hicieron lanzar todo mi semen en su boca, lo recibió sin intentar sacar mi vega de ahí, cuando sintió que ya no había nada más que extraer de esa verga joven, se la saco y limpiando sus comisuras me dijo –Cabrón te vienes muy rápido, pero no hay pedo yo te enseñare a retener tu deliciosa leche- me quiso besar y lo rechace, de inmediato pensé que debería dar un buen pretexto pues lo que menos quería era tener de enemigo a mi compañero de cuarto, -No me agradan mucho los besos, perdón- José se rió –No hay pedo compañero mientras me dejes gozar ese trozo que tienes tan sabroso- ambos nos pusimos los calzones y nos metimos en nuestras respectivas camas, José prendió la televisión y empezó a ver una serie, la verdad yo tenía mucho que pensar, había descubierto que el tener confianza hacía que todo saliera bien, yo me había jurado que tendría cama esa noche y la tenía y no sólo eso estaba en una casa gay donde no había diferencias y como si fuera poco me acababan de dar la mejor mamada de mi vida.

Rápidamente me acople a esa casa, sería una gran mentira decir que sufría mucho por el hecho de estar lejos de mi familia, aquí mi ser gay era totalmente abierto y yo tenía 800 pesos a la semana para mis gastos, doscientos menos de lo que me daba mi padre, pero estos yo me los ganaba y hasta ahorraba más de la mitad, Bob y Matt resultaron unos patrones bastante buenos, mientras se mantenía la casa limpia y les apoyábamos en sus fiestas que hacían una o dos veces por mes nos tenían bastantes consideraciones, el apoyo de sus fiestas significaba propinas de los comensales que a veces se llegaban acumular hasta 500 pesos, por ser el más pequeño a mi me iba mejor que a José, el cual se convirtió en un verdadero protector mío, que no se dé que me protegía, pues en esa casa no corría peligro alguno, el peligro era él, pero ya me había acostumbrado a darle su gusto y a disfrutar dándoselo.  Samuel el jardinero era amable conmigo pero jamás me hizo insinuación alguna, yo me encantaba con estarle viendo en su diminuto short arreglar el jardín, aunque debo reconocer que si nunca me le acerque con intención de sexo fue porque siempre tuve la certeza de que era activo y lo que se podía ver a través del short era una verga bastante generosa, José me contó que a él si había llegado a cogérselo y que disfrutaba mucho su verga gruesa y cabezona dentro de su culo ardiente.

José me enseñó muchas mañas para satisfacer a un pasivo goloso como él, mi primera lección fue la segunda noche, cuando ya estamos disponiéndonos a dormir se me acerco y me dijo –Mira nene con esa verga que tienes seguro harás felices a muchos pasivos, pero debes aprender a usarla bien, lo primero es que si te estás excitando demasiado ponte a pensar en otra cosa o bien retira al cabrón que te esté mamando o si te lo estás cogiendo te dejas de mover, para que no te vengas tan rápido y piensas en otra cosa, algo importante es que debes conocer tu cuerpo y excitación, pues si dejas que llega al casi orgasmo seguro te chorrearas y tu placer no será tan grande y te sentirás frustrado- yo tomaba nota de mi experto maestro, terminada la lección me quito el calzón y abriendo mis piernas empezó a lamerme los huevos, sentía como su saliva escurría por ellos mientras él los lamía con verdadera devoción, mi verga estaba muy dura y el empezó a masturbarla aprovechando su cuantiosa saliva, el placer que me producía era enorme recordé sus consejos y le retire la mano para que dejará de masturbarme el sonrió –Bien vamos muy bien- dijo satisfecho, levantó mis piernas y empezó a lamer mi culo quise quitarlo temí que quisiera penetrarme, el me dijo: -siente el placer chiquito no te la voy a meter- ante esa promesa deje que la lengua de José se diera gusto con mi hoyo, eso me causaba un gran placer pero no tanto como para soltar la leche, me pregunto –¿Quieres lamer mi culo antes de metérmela?-   la verdad no se me antojo, pero pensé que su escupía en él la penetración sería más fácil, así que José se puso en 4 patas y abrió sus nalgas mostrándome un hermoso y rosado culo totalmente lampiño, escupí en el varias  veces hasta que mi saliva corría por sus huevos, empecé a embarrársela y a meter mis dedos en su agujero, el gemía y me decía que le gustaba mucho lo que le estaba haciendo, su culo apretaba mis dedos y yo los hacía girar dentro de él haciendo que de su garganta salieran gritos indecibles de placer, mi verga escurría me moría de ganas de entrar en su culo, el pareció adivinar mi deseo y me paso un condón de no sé donde lo había sacado, pero yo me lo puse y poniendo mi cabeza ardiente en su entrada de un solo golpe se la deje ir:  -Cabrón eso duele wey pero anda dale rómpeme el culo- me empecé a mover con fuerza y el gritaba y me decía que era un cabrón muy rico, sus gritos me excitaban mucho, debía detenerme de lo contrario me vendría muy pronto le di una nalgada para que parara, pero el cabrón se sintió estimulado y movió su culo con mayor frenesí, así que le saque la verga antes sus palabras de disgusto, le volví a meter los dedos dándoles vueltas dentro de su culo pues había descubierto que eso lo hacía gemir,  -La verga cabrón méteme la verga, quiero tu verga dentro de mi- saque mis dedos y volví a dejarle ir la verga de un golpe, está vez le di lo más duro que pude hasta que sentí que mi verga se inflamaba dentro de él y me gritaba dámelos papá dámelos todos, termine y él se dejo caer boca abajo y yo encima –No me la saques por fa- yo se la deje adentro hasta que se bajo por completo, la saque y el condón quedo adentro, Como verdadero experto metió dos dedos en su culo y saco el condón, luego me explicó, -Mira papá para que esto de dejar el condón adentro no te pase, cuando saques la verga detente el condón en el nacimiento de tu verga y entonces la sacas con todo y condón-, Muy buena lección jamás volví a dejar un condón adentro de un culo, él se puso boca abajo y vació el contenido del condón en su pecho y cara, diciendo con placer, -Ricos son tus mecos papá, creo que me voy a enamorar de ti- Yo le vi y sin decir nada me pase a mi cama me puse el calzón y dije hasta mañana.  En verdad José jamás se enamoró de mi y si lo hizo no permití que me lo dijera, siempre le marque que él era mi maestro y sólo entre él y yo habría sexo, nunca le bese y siempre traté de tener su cara alejada de la mía, si ya se soy un cabrón, ya al último cuando Bob y Matt nos dijeron que se regresarían a USA, José y yo tuvimos sexo más apasionado, sin besos pero ya su cara se había curado bastante del acné y solo le quedó algo cacariza. Aprecié a José por todo lo que me enseño creo que como dijo él fui un alumno rápido de aprender, aunque debo reconocer que gracias a sus lecciones tuve sexo muy bueno con varios pasivos que me ligaba en mis días de descanso.

Anuncios

Etiquetado:,

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: