UNA EXPERIENCIA DIFERENTE


T136

Cuando uno se enamora todo el mundo toma expectativas completamente  diferentes, el sexo se convierte en una de las máximas expresiones de ese amor que  invade nuestros corazones y nuestras mentes, la meta más grande es complacer al ser amado y ver en su rostro la expresión amada de un éxtasis total, estos sentimientos son los que me invaden cada vez que mi pareja y yo nos encontramos desnudos en cuerpo y alma, abrazándonos y besando nuestras bocas, buscando cada uno la forma de satisfacer al otro y que sienta en cada relación una verdadera entrega y una nueva experiencia.

Despertábamos mi amor y yo de una  maravillosa experiencia amorosa, al abrir mis ojos encontré su hermoso rostro frente a mi observándome, su mirada estaba llena de amor y su labios se me ofrecían entreabiertos, acerque mi boca a ellos y con mi lengua acaricié su contorno, fue una caricia delicada que hizo que mi pene comenzará a crecer, lo mismo sentí de él, ambos penes crecían a la vez y nos abrazamos para sentir su dureza, haciendo nuestro beso más apasionado, sus manos recorrieron mi espalda hasta llegar a mis nalgas y empezó acariciarlas suavemente haciendo que todo mi cuerpo se estremeciera, me relaje y deje que explorara esa parte de mi cuerpo que siempre había estado vetada, su boca no dejaba de besarme y sus dedos empezaron a acariciar la entrada de mi culo, era una experiencia jamás sentida y  viniendo de él me pareció excitante y maravillosa, sentí como uno de sus dedos abría mi ano y se introducía en él, hubo dolor y placer a la vez, su boca se separo de mi y me vio directamente a los ojos, vi su deseo reflejado en ellos, al mismo tiempo que otro de sus dedos empezaba a entrar en mi ano, me estremecí, -Quiero que sientas tanto placer como el que me haces sentir a mi- dijo con voz suave, -adelante- afirme y volvimos a besarnos, sus dedos dentro de mi culo empezaron a moverse provocando que mi erección dejará de ser completa, el sintió la diferencia y llevando sus labios a mi oído dijo, -Amor si no te gusta no lo hacemos- sus palabras eran tan sinceras y llenas de amor que me concentré en el placer que me estaba dando y mi pene volvió a reaccionar, -Sigue vida mía, quiero ser totalmente tuyo, tal y como tu has sido mío- me beso tiernamente y con suavidad hizo que mi cuerpo se volteara y quedara boca abajo, empezando por mi nuca empezó a recorrer con su lengua toda mi espalda, mi cuerpo se arqueaba, mi garganta emitía sonidos de placer, el continuo hasta llegar a mi agujero, separó mis piernas levantó mis caderas y empezó a lamer mi culo, aquello me estaba volviendo loco de placer mi pene estaba totalmente duro y escurría abundante líquido, el comenzó acariciarlo suavemente y a usar el líquido que de el salía para masajear hasta mis testículos, el placer era totalmente extremo, en mi mente sólo existía un pensamiento, ese gran placer me lo estaba proporcionando el amor de mi vida era como tocar las puertas del cielo. soltó mi verga y empezó a subir por mi espalda siguiendo con la punta de su lengua hasta mi nuca, sentí su duro pene en mis nalgas y las levanté para disfrutar más su erección, mi culo estaba empapado de su saliva la cual corría hasta mis huevos, su verga empezó a tratar de entrar en mi culo sin mucho éxito, la tome con mi mano izquierda y la coloqué en mi entrada, él empezó a empujar abriendo cada pliegue de mi culo, mi mano seguía en su cadera deteniendo el paso de su verga dentro de mi, cada centímetro que entraba en mi era un placer y un dolor muy grande, me relaje y deje que su verga entrara por completo, -No te muevas amor todavía no, deja que mi culo se acostumbre a tu verga adorada- beso mi oreja y la mordisqueo suavemente, mi culo se relajo y ahora sólo sentía el gran placer de saber que él estaba dentro de mi, -ya amor muévete y lléname de ti- esto bastó para que empezara a darme fuertes empellones, era un gran placer y a la vez dolor pero un dolor diferente el dolor del amor que excita que enloquece, sus manos acariciaban mi pene, sentí como su verga se inflamaba dentro de mi y como soltaba  gran cantidad de semen, su grito de placer me hizo sentir en un éxtasis jamás sentido, su cuerpo se relajo sobre mi  y sentí como su verga perdí tamaño en mi culo que latía del placer que me había proporcionado, mi verga seguí muy dura, el la toco y me puso boca arriba, me beso en los labios y me dijo susurrante, -Quiero que me des tu semen en mi boca- sin esperar respuesta fue bajando dulcemente hacía mi verga la cual empezó a lamer de arriba abajo, mis huevos los baño con su ardiente saliva y lo mismo hizo con mi pene los ruidos guturales salían de mi garganta sin poder controlarlos, la visión de él con mi verga entre sus labios me surgía adorada y hermosa, introdujo mi pene en su boca y me empezó a masturbar primero suavemente y luego con más energía hasta que mi pene se hinchó y arrojo gran cantidad de semen en su boca, no se retiró siguió chupando hasta que no dejo ni una gota de esa leche caliente que había depositado en él, yo me seguía estremeciendo de placer, se quedo con mi pene en su boca por un largo tiempo hasta que perdió totalmente su dureza, luego subió hasta mis labios y los beso fue un delicioso beso con sabor a mi verga, me encantó, se separó de mi y acomodándose a mi lado apoyando su cabeza en su mano me vio con descaro,  -Me has dado tu virginidad anal y me encantó, a cambió te aseguró que yo te entregue la mía como activo, fue maravilloso te amo- lo abrace y lo bese apasionadamente. En ese momento supe que sólo sería de él.

excelente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: